Revista Alto Esla
+ Editorial
+ Opinión
+ Revista Alto Esla

 

Secciones
+ Celebraciones
+ Cultura
+ Documentos
+ Genealogía
+ Historia
+ Identidad Leonesa
+ Infraestructuras
+ Medio Ambiente
+ Mundo Rural
+ Paisanos
+ Patrimonio
+ Proyectos
+ Pueblo a Pueblo
+ Rutas Alto Esla
+ Tradiciones
+ Turismo

 

Costum-bres del Alto Esla, Sajambre y Valdeón

 

Pinando el Mayo en Riaño.

Un Cariñoso recuerdo para "El Moreno" que está en primer plano

PINANDO "EL MAYO" EN RIAÑO

Pinar el Mayo es otra de las tradiciones conservadas en el Alto Esla. Se celebra cuando un hijo del pueblo canta misa.
En la foto aparece "El Moreno" en primer término. Para ganarse la vida hacía todo tipo de labores. En verano recorría las fiestas con su cargamento de dulces que tanto apreciábamos los más peques. Le recordamos como una magnífica persona y aprovechamos para enviarle un cariñoso recuerdo y agradecimiento por su buen hacer.

El Cantamisa y "El Mayo"
Texto del libro "Riaño Vive" editado en 1987 por Enrique Martinez Fidalgo

El cantamisa y "el Mayo".- ambas ceremonias son el complemento de una jornada festiva. La primera misa de un hijo del pueblo se convierte en uno de los actos de mayor transcendencia y todos acuden a ella. Es un día especial que tiene su vertiente lúdica con el acto de subir "al Mayo" como homenaje al joven sacerdote y a su familia.

Se corta "el Mayo" 10 o 15 días antes, durante una pequeña fiesta en la que los mozos, vistiendo raros atuendos, portarán las tres piezas en carros engalanados tirados por las mejores parejas del pueblo. Las mozas atraviadas "a la antigua", se encargan de preparar la merienda. Por último la función de pinarlo o colocarlo verticalmente, es una operación que requiere un gran esfuerzo y herramientas ya que bien puede medir hacia 30 metros de altura. Es un espectáculo que tiene lugar en presencia de numerosas personas, obsequiadas luego con dulces y bebidas por la familia del "misacantano".

"El Mayo" tiene un premio en su copa que será del primero que llegue hasta la cumbre gateando por la madera que ha sido engrasada con sebo previamente. También puede no darse el sebo y entonces el premio será del que llegue a la cumbre en e menor tiempo.


Hans Friederich Gadow, viajero alemán, describe así "un Mayo" en una visita suya a Riaño: "un mástil muy alto clavado en el suelo, con una corona de hojas y flores, adornado adornado con cintas y gallardetes de colores. No está destinado a un uso frívolo sino a una solemne función. Hay la excelente costumbre que un joven misacantano visite su pueblo y celebre una misa junto al "Mayo" erigido por sus antiguos compañeros, a fin de dejar memoria del honor conferido a su pueblo".

Poco se conoce sobre el origen de esta celebración pero es una tradición heredada de padres a hijos. Lógico es pensar que el origen es una tradición antiquísima que fué cristianizada. Parece un rito eminentemente vegetal que puede remontarse a la pre o protohistoria de los pueblos centroeuropeos y que en opinión de los expertos es todo un canto a los espíritus frctificantes de la vegetación, presentes e invisibles en los árboles del bosque, que llegada la primavera serían trasladados el centro del poblado en una rogativa de fertilidad para hombres, ganados y cosechas.

Karlos. webmaster de www.altoesla.com

 
Servicios
+ Busca Personas
+ Datos en Directo
+ Descargas
+ Enlaces
+ Estadísticas
+ Guía Turística
+ Mapa de la Web
+ Noticias en Prensa

 

Comunidad
+ Album de fotos
+ Chat
+ Foro
+ Libro de visitas
+ Quienes Somos
+ ¡Regístrate!

 

Colaboraciones
+ Colaboradores
+ Patrocinadores
+ Publicidad

 

¡Queremos provocar tu interés!
Ir al comienzo de la página